¿Cómo dejar de ser víctima de los problemas cotidianos?

Considerarte una víctima de agresiones físicas o psicológicas te genera un complejo de inferioridad. La solución es que te eduques más leyendo contenidos de superación personal para desarrollar tu autoestima y no guardar rencor porque eso reduce la energía cerebral.

Uno de los problemas que más habitualmente padecen las personas es que se encuentran estancadas en su vida. Esto se manifiesta ciertamente en múltiples  aspectos como el trabajo, las relaciones sociales, los proyectos personales de diversa índole, etc.

¿Quién de nosotros no ha estado en un trabajo donde no era posible progresar? ¿Quién no ha tenido un proyecto personal estancado durante mucho tiempo? ¿Quién no ha tenido dificultades en sus relaciones interpersonales, especialmente con su pareja, amigos, familiares, etc.?

En todo orden de la vida existen dificultades que aparecen periódicamente. El problema no es que las dificultades aparezcan sino que las mismas tengan el poder de detener nuestro avance, de estancarnos.

Aquí debemos reconocer que toda dificultad que nos estanca obtiene “nuestro consentimiento” para hacerlo. Si nosotros no se lo permitimos, ninguna dificultad podrá detenernos.

¿Cuándo le damos “respaldo” a una dificultad para detener nuestro avance?

Personalmente creo que se lo damos cuando adoptamos una actitud de víctimas frente a dicha dificultad. Veámoslo con un ejemplo tomado de un caso laboral donde una persona llamada Ariel se queja de que no puede progresar en su trabajo:

“En la empresa en que trabajo es imposible progresar. Nadie puede hacerlo. Además, mi jefe no me soporta y nada de lo que yo hago le sienta bien. Ya no sé qué hacer para progresar allí, y como ninguna cosa funciona, me quedo sin hacer nada”.

Ariel explica su imposibilidad para progresar en la empresa donde trabaja mediante factores ajenos a él mismo. Su estancamiento se debe, según su relato, a que “en la empresa en la que trabajo es imposible progresar” y que “mi jefe no me soporta”.

Lo interesante es que seguramente Ariel tiene razón en lo que dice, pero NO reconoce que esa es solo una parte de la historia. Ariel se victimiza en su relato para manifestar que su estancamiento no depende de él sino de lo que sucede en la empresa y con él mismo. Explica su estancamiento por sus circunstancias.

¿Por qué su relato no incluye explicaciones que lo ayuden a solucionar su problema en vez de mantenerlo estancado?

Victimizarnos es la mejor manera de hacer que nuestros problemas y dificultades se hagan crónicos. Y lamentablemente es una estrategia que utilizamos una y otra vez.

La clave para encontrar una solución es transformar nuestro relato “De víctima a protagonista”. El protagonista no es ingenuo. No dice: “no hay dificultades”, sino que dice “cambiaré mi historia dándole preponderancia a las situaciones que pueden sacarme de mi estancamiento”.

¿Cómo sería el relato de Ariel si hiciera esto? Veamos:

“Sé que en la empresa en que trabajo es imposible progresar pero, si quiero progresar y sé que aquí no puedo, debo comenzar a pensar en irme a trabajar a otra empresa. Además, mi jefe no me soporta y nada de lo que haga parece satisfacerlo. Este es otro motivo que debo tener en cuenta para descubrir que tal vez no sea en mi empresa actual donde deba seguir trabajando”.

Lo que vemos aquí es que el relato de Ariel como protagonista no niega las dificultades sino que las tiene muy en cuenta. La diferencia es que no utiliza las dificultades para mantenerse estancado sino que las utiliza para seguir progresando.

Esta es la esencial diferencia entre víctima y protagonista: mientras que la víctima utiliza las dificultades de su vida como excusa para seguir estancado, el protagonista las utiliza como razones para seguir progresando.

En tu vida cotidiana, ¿te sientes como una víctima de las circunstancias? Te confieso que yo actuaba como una víctima de la situación y no me daba cuenta. ¿Percibes  que muchas veces aparecen personas o suceden incidentes que  te distraen y detienen tus esfuerzos por alcanzar tus metas? Confiesa lo que te aqueja sin miedo alguno. Bendito seas por leer estos artículos y dejar tus comentarios y sugerencias.

Gracias por buscar motivación y sabiduría en este blog.

Luis Carlos Lamadrid Mendoza, investigador científico de la superación personal.

 

Acerca de luiscarloslamadrid

Soy Licenciado en Ciencias de La Comunicación. Me obsesiona el tema de la motivación y la superación personal. Sería capaz de hablar, leer y escribir infatigablemente sobre ese tema. Me he ganado la vida como blogger, pero quiero más salud, dinero y amor. Siento la obligación de ser ambicioso y, por eso, he creado un blog en wordpress.
Esta entrada fue publicada en Autoestima, Control Emocional, Exito Personal, Inteligencia Emocional, Motivación Personal, Superación Personal y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Cómo dejar de ser víctima de los problemas cotidianos?

  1. liliana dijo:

    excelente!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s