¿Cómo dejar de ser perfeccionista?

¿Tienes el problema de ser bastante perfeccionista y criticón? ¿Sientes que realizas pocas acciones por ser perfeccionista y obsesivo? ¿Sufres de parálisis por análisis?

Muchas veces podemos sufrir por ser demasiado perfeccionistas sin que nos demos cuenta de que lo somos o de sus malas consecuencias, en este mensaje voy a compartir contigo las técnicas para que tú puedas beneficiarte de ellas y ejecutes más acciones, con más frecuencia y logres tus objetivos de una forma mucho más rápida.

Recuerda esto: el progreso es más importante que la perfección. Es indispensable cometer errores para alcanzar la perfección.

Aunque en algunos casos extremos alguien puede tener lo que muchos llaman el “síndrome del perfeccionista”, que podríamos definir como patrones limitantes de la personalidad con características patológicas obsesivas en busca de la perfección en todo su entorno, en este artículo me concentro en la “parálisis por análisis”, lo que te sucede cuando te sientes estancado, sin tomar acción hasta que no veas todo perfecto.

Cuando sufres de parálisis por análisis o de ser demasiado perfeccionista:

*         Te estancas porque no actúas hasta que todo esté perfecto

*         Tus sueños no se hacen realidad

*         Sientes que nada es suficiente, vives desconectado de tus logros y no los disfrutas.

*         Eres inflexible.

*         Encuentras muchas faltas en ti mismo y en los demás.

*         No disfrutas de un ser amado hasta que no se “arregle”.

*         Te privas del aprendizaje de tus “errores” porque tu enfoque no está en aprender y crecer sino en el dolor de cometerlos.

En varios ocasiones nos duele el encontrarnos cara a cara con lo que hasta ahora nos ha limitado, aunque comparado con el dolor del ALTO PRECIO que estamos pagando por ser demasiado perfeccionistas, no duele tanto cuando al enfrentarlo te ayuda a salir de esa “posible trampa”.

Digo “posible trampa” porque el ser perfeccionista tiene sus méritos.

Si eres perfeccionista esto muestra que eres una persona meticulosa y que pones mucho empeño en lo que haces.

Esto es una cualidad que créeme muchos necesitan.  Desafortunadamente muchas personas no se esmeran en lo que hacen.

No sé tú, pero…

Yo prefiero un juez perfeccionista.

Yo prefiero un médico perfeccionista.

Entonces, el asunto no es cómo dejar de ser perfeccionista, sino en cuáles áreas no te conviene serlo porque te estanca.

¿Quieres superar el ser demasiado perfeccionista? Haz lo siguiente:

1) Escoge un área donde estés siendo perfeccionista y necesitas ser más “realista”.

2) Contesta estas preguntas: ¿qué alto precio estás pagando por ser demasiado perfeccionista? o ¿qué resultados hoy no tienes en tu vida por serlo?

Es posible que en la medida que contestes estas respuestas, te darás cuenta de que por concentrarte “en lo que NO es”, te estás perdiendo lo que “SÍ es”, el lado positivo de las cosas.

3) Considera ¿qué creencia puedes tener que soporte tu “necesidad” de ser demasiado perfeccionista llevándote a la parálisis por análisis?

Desconozco el caso tuyo en particular, pero hay personas que son perfeccionistas porque tienen la creencia de que lo que hacen “nunca es suficiente” para cumplir sus expectativas o la de los demás.

Por una parte, se sienten inseguras de sí mismas. Algunas porque fueron criadas bajo la noción de que la única forma de recibir aprobación era, no basándose en su esfuerzo, sino en la “perfección” de su desempeño.

Por otra parte, al no tener una buena opinión de sí mismas, aceptan las malas críticas de los demás como una realidad. Con el propósito de evitar las malas críticas no se atreven a llegar lejos nunca, sabiendo todo lo que pueden lograr. Allí está lo absurdo.

Otras personas se ponen reglas duras de cumplir y dicen: “cuando las cosas estén perfectas me sentiré bien y tomaré acción”, y no se dan cuenta de que sólo sintiéndose bien AHORA podrán tomar acción, disfrutar de lo que hacen y mejorar en el transcurso.

Si evitas el tomar acción por temor a que las cosas no sean perfectas ANTES de actuar, entonces algo me dice que “no estás siendo perfeccionista sobre los resultados limitantes que estás obteniendo al sufrir de parálisis por análisis”. Lee esto por lo menos tres veces.

Si este es tu caso, considera el hecho de que estás jugando el juego de la vida para perder.

Te imaginas si cuando naciste hubieras tenido estas creencias, NUNCA HABRÍAS APRENDIDO A CAMINAR.

4) Una vez que identifiques la creencia que sustenta tu perfeccionismo, entonces neutralízala con una o varias de estas creencias positivas:

(-) El progreso es más importante que la perfección.

(-) El camino a la perfección está pavimentado con errores.

(-) El no cometer errores viene de la experiencia y, muchas veces, la experiencia viene de cometer errores.

Al leer este mensaje es muy posible que te hayas dado cuenta de que no sufres del “síndrome del perfeccionista” sino que más bien, quieres hacer las cosas bien, te esmeras y unes tu identidad (quién eres) con lo que haces.

¿Quién eres? Eres un ser perfecto justo como eres. El decir lo contrario es como decir que naciste incompleto o que quien te creó es un ser imperfecto, esto es absurdo.

Cada acción que tomas es perfecta con resultados perfectos por la ley de causa y efecto.

Cada acción que tomas traerá resultados, estos resultados te dan la enseñanza, la lección y la sabiduría que necesitas para llevar tu vida al próximo nivel…Todo es perfecto. El no actuar por sufrir de parálisis por análisis o por ser demasiado perfeccionista te impide crecer.

La perfección que buscas fuera de ti ya la tienes dentro de ti y lo traes a lo que haces. Ya no te prives de crecer. Ya no te prives de la experiencia para conseguir mayor sabiduría. Ya no te prives de vivir.

Define tus metas, analiza sólo lo necesario, empieza a tomar acción HOY y prepárate para el encuentro con los sueños que buscas que también te están buscando a ti.

Por favor, comparte este artículo con quienes pienses que se pueden beneficiar de este texto.

Nos vemos en el próximo artículo.

Luis Carlos Lamadrid Mendoza, investigador científico de la superación personal.

Acerca de luiscarloslamadrid

Soy Licenciado en Ciencias de La Comunicación. Me obsesiona el tema de la motivación y la superación personal. Sería capaz de hablar, leer y escribir infatigablemente sobre ese tema. Me he ganado la vida como blogger, pero quiero más salud, dinero y amor. Siento la obligación de ser ambicioso y, por eso, he creado un blog en wordpress.
Esta entrada fue publicada en Autoestima, Control Emocional, Desarrollo Personal, Exito Personal, Inteligencia Emocional, Motivación Personal, Productividad Personal, Superación Personal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Cómo dejar de ser perfeccionista?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Anonimo dijo:

    Sos un grande!

  3. ANONIMO dijo:

    Gracias, este es el primer articulo que leo que toca este tema y es lo que yo tengo, paralisis por analisis, es buscar la forma perfecta, unica y correcta de hacer las cosas, no importa lo que tome en hacerse, el problema es que estos planes abruman tanto que al final uno no hace nada, gracias nuevamente, saludos de Peru =)

  4. Claudia dijo:

    Muchas gracias me ayudó bastante, a encontrarme conmigo misma y a confrontar esa mala actitud que me está dañando y alejando a quienes quiero de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s