Combatiendo la dependencia psicológica para conseguir tus objetivos

Uno de las metas (tal vez la más importante) de la superación personal es alcanzar la autonomía en todos los aspectos. En el ámbito social hay que tener opiniones propias, no aceptar pasivamente las opiniones de los demás. Sin rechazarlas indiscriminadamente, tomarse el tiempo para analizarlas y determinar si son útiles o válidas.

La dependencia emocional te genera inseguridad y una falsa necesidad de contar con la aprobación de los demás. Eso debes erradicarlo para siempre de tu vida.

En el plano emocional significa que tus sentimientos no dependen de los demás. No puedes permitir que los demás sean la causa de que estés alegre o triste. Tus sentimientos deben ser provocados por tu propia decisión y no por acontecimientos ajenos a la voluntad de una determinada persona.

Hay algunos que, al no entender bien este punto, dicen: “¡Pero no se puede vivir sin sin interesarse por lo que les ocurre a otros!” Si bien es cierto que todos los sentimientos negativos que hacen enfrentarse a los individuos, como el odio y el enojo, pueden manifestarse en tu vida diaria, nada te impide disfrutar de sentimientos positivos como la alegría, la amistad y el amor.

También puedes experimentar tristeza por algo que te ha ocurrido o que le ha ocurrido a una persona querida, o por una noticia referente a la humanidad en general, como por ejemplo una guerra, una epidemia o una hambruna en alguna parte del globo. Pero el sentimiento de tristeza o dolor no debe inmovilizarte de manera que no puedas seguir adelante con tu vida por lo que ha sucedido.

Las personas que no han conseguido la autonomía, en el sentido que he explicado, viven dependientes de los demás, sean quienes sean: los padres, los jefes, los novios, los amigos, los esposos, tanto en el aspecto mental como en el emocional. No tienen opiniones propias, o si las tienen no se animan a exteriorizarlas sin solicitar la aprobación del personaje de autoridad. Son esas personas que no se animan a hacer ninguna afirmación sin agregarle “¿No es cierto, Fulano?” Si Fulano no da su aprobación, inmediatamente retiran lo dicho.

Observa en una reunión en la oficina o en una rueda de amigos, y generalmente verás una persona que no abre la boca hasta que lo hayan hecho todas los demás, para de esa manera saber de qué lado sopla el viento antes de decir lo suyo. Esto no quiere decir que debas ir propalando a todos lo que piensas, sin fijarte en el lugar ni el momento. Lo que debes tener, aunque no lo expreses si no lo consideras conveniente, es tu propia opinión independiente de lo que digan los demás.

Otro aspecto en que se manifiesta la falta de autonomía es en la conducta de la persona, que al fin es también una forma de expresarse. Tú te expresas a través de lo que dices y a través de lo que haces. Hay personas que están psicológicamente incapacitadas para hacer algo que piensan que no recibirá la aprobación de alguna figura de autoridad en particular o de la sociedad en general. Por ejemplo, puede ser que ya seas adulto y sin embargo no quieras hacer cosas que te parece que no tienen nada de malo, pero que no serían del agrado de tus padres.

Con respecto a las infelicidades de origen amoroso es donde existe más confusión sobre el tema de la autonomía. La mayoría de las personas entiende que el amor debe ser algo recíproco y que si tú amas a una persona, esa persona te debe amar a ti. Si tu amor no es correspondido, no te queda más remedio que ser la clásica víctima de amor.

Sin embargo, esto no tiene que ser necesariamente así. En primer lugar, nada te impide amar a otra persona aunque esa persona no te ame a ti o tal vez ni tenga noticia de tu existencia. En segundo lugar, si la otra persona no te devuelve tu amor, no es motivo para que te sientas infeliz. Si, para amar a alguien, necesitas que esa persona te ame a ti, eso no es verdadero amor sino un sentimiento egoísta y que te hace dependiente del otro.

Tú sí eres capaz de encauzar tus sentimientos hacia la consecución de tus objetivos.

Luis Carlos Lamadrid, investigador científico de la superación personal.

Acerca de luiscarloslamadrid

Soy Licenciado en Ciencias de La Comunicación. Me obsesiona el tema de la motivación y la superación personal. Sería capaz de hablar, leer y escribir infatigablemente sobre ese tema. Me he ganado la vida como blogger, pero quiero más salud, dinero y amor. Siento la obligación de ser ambicioso y, por eso, he creado un blog en wordpress.
Esta entrada fue publicada en Alcanzar Metas, Alcanzar Objetivos, Coaching, Control Emocional, Desarrollo Personal, El Miedo, Exito Personal, Inteligencia Emocional, LIderazgo, Motivación Personal, Persuasión, Relaciones Humanas, Superación Personal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Combatiendo la dependencia psicológica para conseguir tus objetivos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s