Siete reglas espirituales para que consigas tus objetivos

Si te hicieras esta pregunta: ¿cuáles han sido esas grandes experiencias y conocimientos que te han permitido vivir mejor?, ¿qué responderías?

Debes amar y sentirte feliz contigo mismo antes de conseguir tus metas para que puedas alcanzarlas con una sólida base psicológica.

¿Cuáles son aquellas reglas que has aprendido en tus 20, 30, 40, 50, 60, 70 u 80 años de vida?

Constantemente nos encontramos con este tipo de interrogantes. ¿Qué nos hace felices? ¿Qué es lo que verdaderamente importa?

Así que, me tomé en serio esta tarea y analicé lo que en mi corto camino por la vida considero como los principios que te permitirán avanzar en el cumplimiento de tus objetivos. Este artículo también incluye un poco de investigación en el área científica, como veremos más adelante.

Amar

¿Por qué sí? ¿Por qué no?

Para complementar las grandiosas experiencias (y bueno, también los altibajos) que se puedan presentar, las investigaciones demuestran que las personas que se encuentran inmersas dentro de una relación amorosa cuentan con algunos de los siguientes beneficios:

•    Menos visitas al médico
•    Una presión sanguínea estable
•    Menos ansiedad
•    Mejor control del estrés
•    Menos fiebres
•    Curación más rápida
•    Vida más larga y en general más feliz

Así que es inteligente pensar que la primera regla para una mejor vida es abrirle las puertas al amor. Quizás no haya llegado para ti esa persona tan especial con quien quieres estar. Quizás estés con esa persona ahora mismo. Lo importante en todo caso, es que le permitas al amor fluir en tu vida. Procura amarte mucho más a ti mismo y también a los demás.

Vivir con propósito

¿Vives sólo porque existes? ¿O existes porque tienes razones y objetivos para vivir?
Las personas que tienen una filosofía con propósitos claros y que se fijan metas y objetivos en su vida, por lo regular tienden a alcanzar mucho más rápido y efectivamente lo que se proponen.

Y si eres como yo, concordarás en el hecho de que, prácticamente no existe mejor endorfina que la que se produce cuando logramos el éxito en algún aspecto de nuestra vida.

Vivir con propósito nos ayuda a conseguir dicho éxito, pues constantemente nos recuerda por qué y para qué estamos en este mundo. Nuestros propósitos además tienen la particularidad de que cuando son claros, nos dan una perspectiva amplia y una mentalidad que nos permite llegar a ellos a como dé lugar.

Vivir con propósito te llevará al destino que tanto deseas, por el camino que quieres transitar.

Agradecer por todo lo que eres y lo que tienes

Sobra decir que las personas agradecidas, por lo regular son más queridas por los demás. Son aquellos seres que todos queremos cerca y con los cuales nos sentimos en un ambiente de paz y armonía.

Debemos agradecer todo lo que tenemos en nuestra vida. Lo que hemos logrado, lo que estamos haciendo ahora y lo que haremos después.

El agradecimiento es el motor del logro, es el combustible que te permite más éxito y realización en tu vida.

Reír

No sólo es una excelente manera de disfrutar de los buenos momentos de la vida, sino que además es algo que te libera de las tensiones y crea fuertes lazos emocionales con las personas que te rodean.

Diferentes estudios científicos demuestran que la risa tiene montones de beneficios, entre los que encontramos:

•    Fortalecer nuestro sistema inmunológico
•    Disminuir la ansiedad alimenticia (el aburrimiento produce ansiedad)
•    Disminuir el dolor en general
•    Mejorar el funcionamiento de los vasos sanguíneos

Afortunadamente esto no lo digo yo, sino múltiples estudios científicos. Demasiadas personas pueden dar fe de los beneficios de reír.

Alguna vez escuché, que si ríes bastante en el día, dormirás mejor en la noche. Trata día a día de relacionarte con personas que disfruten alegremente de tu compañía y con las que puedas disminuir el impacto de los problemas de la vida diaria.

No lo olvides, reír conlleva grandes beneficios, es otra de las reglas para vivir mejor.

Invertir tiempo con la familia y los amigos

Bueno, para empezar, es muy posible que disfrutes la compañía de tu familia y de tus amigos.

Adicionalmente, hay que recordar que como seres humanos, somos inherentemente sociales. Aparte de que necesitamos la interacción con otras personas, también necesitamos afecto y protección, sin importar nuestra edad, raza o sexo.

Nuestros amigos y familiares por lo regular siempre estarán disponibles para cuando los necesitemos en estos y otros aspectos, por lo que constituyen uno de los elementos más importantes en lo que podríamos denominar la buena vida.

El dinero no es un fin en sí mismo, es un medio para que consigas tus metas.

Necesitamos dinero para cumplir con TODO lo que hacemos a diario. Incluso para amar, necesitamos dinero. Sin dinero no podríamos comer y por lo tanto no podríamos vivir, ni amar.

Pero como dice Robert Kiyosaki, la raíz de todos los males NO es el dinero. Es el amor al dinero.

Las personas se obsesionan en conseguir dinero como objetivo final, pero se olvidan que realmente el dinero no es un fin, es un instrumento. Ahorrar, luego invertir, generar utilidades y reinvertir esas utilidades significa contribuir al flujo natural de la vida.

El dinero es un objeto valioso. Si quieres recibir objetos valiosos, primero debes dar objetos valiosos.

Domina el asunto del dinero, no dejes que te controle. Haz que este llegue en ABUNDANCIA a tu vida, para que así puedas dejar de preocuparte y mejores tu vida.

Dar para recibir

Cuando hacemos algo que nos divierte, por lo regular estamos felices por algunos instantes. Sin embargo cuando hacemos felices a los demás, la felicidad es más duradera.

Y ¿qué mejor manera de hacer feliz a los demás que compartiendo lo que tienes?

El altruismo es clave para una vida llena de felicidad. Algunas de las personas más felices en este mundo, son aquellas que contribuyen permanentemente con los demás de alguna u otra manera.

No importa que no tengas mucho para dar, comparte lo que tienes con quienes lo necesitan, muchas veces incluso las personas que nos rodean necesitan de nosotros y no nos damos cuenta.

Comparte tus cosas con aquellos que tienen deseos de superación, y no con cualquier majadero que quiera aprovecharse de tu nobleza y te transmita energía negativa.

Dios les dará en abundancia a todos los que estén dispuestos a compartir en abundancia.

Mil bendiciones para el que visite esta página web: http://elpoderdetusmetas.com.

Luis Carlos Lamadrid, investigador científico del desarrollo personal.

Acerca de luiscarloslamadrid

Soy Licenciado en Ciencias de La Comunicación. Me obsesiona el tema de la motivación y la superación personal. Sería capaz de hablar, leer y escribir infatigablemente sobre ese tema. Me he ganado la vida como blogger, pero quiero más salud, dinero y amor. Siento la obligación de ser ambicioso y, por eso, he creado un blog en wordpress.
Esta entrada fue publicada en Alcanzar Metas, Alcanzar Objetivos, Amor, Autoestima, Coaching, Control Emocional, Desarrollo Personal, Dinero, Exito Personal, Inteligencia Emocional, Ley de la Atracción, LIderazgo, Lograr objetivos, Motivación Personal, Productividad Personal, Riqueza, Salud, Superación Personal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s