Aniquilando las excusas para conseguir tus objetivos

Muchos expertos sostienen que el principal motivo por el que la mayoría de la gente no logra el éxito es la falta de enfoque, entendida también como distracción, miedo o apatía. Estas tres cosas son muy peligrosas para las personas; si lo permitimos, pueden tomar el control de nuestras vidas, volverlas aburridas, poco productivas y muy infelices.

Sin embargo, tal parece que no quisiéramos darnos cuenta de la realidad y en lugar de reconocer esta situación y afrontarla con valentía, muchas veces preferimos inventarnos pretextos o tomar las excusas más populares para justificar nuestra mediocridad ante nosotros mismos y ante los demás. Lo cierto es que muy dentro de nosotros sabemos que existe una sola cosa que no nos deja avanzar: el miedo.

Existen muchos pretextos utilizados comúnmente para no luchar por nuestros sueños. Las personas recurren a ellos para que dejen de molestarlos y evitar confrontarse con las verdaderas razones de su estancamiento.

La falta de tiempo

Es probable que hayas utilizado esta excusa decenas de veces a lo largo de tu vida para justificar distintas cosas que quieres hacer pero que no has hecho. ¿Por qué no hago ejercicio? ¿Por qué no he ordenado mis cosas? ¿Por qué no paso más tiempo con mi familia? ¿Por qué no he estudiado la carrera que me gusta? ¿Por qué no he creado ese negocio con el que tanto he soñado? ¿Por qué no salgo de vacaciones?

Probablemente ahora mismo pienses que estoy loco y que no sé qué tan complicada es tu situación personal actualmente, y tienes razón, no la conozco; pero conozco la mía y recuerdo bien cuantas veces he utilizado este pretexto para dejar de hacer cosas que son importantes para mí; y se también que la he utilizado para evitar salir de esos letargos donde solo se me ocurría mirar televisión o jugar con el play station.

Si las personas modernas hiciéramos el cálculo de cuánto tiempo desperdiciamos viendo televisión de mala calidad, enterándonos de chismes en Facebook, hablando por teléfono o durmiendo, nos daría mucha vergüenza. Tal vez por eso no lo hacemos… Lo cierto es que podríamos utilizar perfectamente ese tiempo en cosas mucho más benéficas para nuestras vidas o para progresar en alguna área específica de nuestra personalidad.

La edad que tienes

“Soy muy joven para emprender un negocio y además debe ser muy complicado…”
“Ni siquiera los adultos en mi familia lo han hecho…”
“Debí haber comenzado antes…”
“Soy demasiado viejo para hacerlo…”

Nunca se es demasiado joven o demasiado viejo para hacer lo que nos gusta. Existen demasiados casos de jóvenes exitosos y de personas que han logrado trascender en las últimas etapas de sus vidas. Cuando digo “hacer lo que me gusta”, no me refiero a actividades inútiles para matar el tiempo, como pasatiempos o vicios. Me refiero a realizar las actividades que fortalecen nuestras almas, nos enaltecen y, sobre todo, que podemos compartir sus buenos resultados con otras personas. Hablo también de compromisos a largo plazo con la concreción de nuestros sueños.

Antes de volver a utilizar la excusa de la falta de tiempo, recuerda que cada día tiene las mismas horas y minutos para todos.

La educación que recibiste

Si tienes bien claro lo que quieres lograr, siempre podrás encontrar los medios que te permitan alcanzarlo. Cada día es una nueva oportunidad para aprender algo nuevo; siempre hay otras personas de las cuales podemos aprender; siempre podrás encontrar el libro, revista, página de Internet, curso, escuela o maestro con la respuesta o el conocimiento que necesitas. Si la respuesta no estuviera a tu alcance, aún dispones de tu imaginación y tu creatividad.

No se puede utilizar seriamente la excusa de la falta de educación para justificar el fracaso en lograr tus metas. Se han divulgado casos de muchas personas que sin concluir su educación elemental han alcanzado éxitos sorprendentes. Ellos y ellas han sabido superar la falta de conocimientos con determinación y entusiasmo.

La pobreza

La gente que se vuelve rica, antes fue pobre y aumentó su riqueza.

Nadie es tan pobre hoy que no pueda ser un poco más rico mañana.  Si hoy tienes solo un peso, mañana podrás tener dos, tres o 10. Volverse rico, no necesariamente significa tener un millón de dólares de un día para otro. Si te decides, puedes aumentar tu riqueza peso a peso. Es importantísimo fomentar el hábito de ahorrar dinero y tiempo.

La salud

Existen personas con serios problemas de salud que en pocas ocasiones se quejan y viven de forma digna y valiente. Contrariamente, existen personas que utilizan el mínimo malestar para reducir sus esfuerzos por alcanzar sus objetivos.

Ciertamente algunas enfermedades fomentan un rendimiento mucho menor en las personas, sin embargo, una incapacidad temporal o permanente no es motivo para detener tu vida. Probablemente debas adaptar o cambiar tus proyectos, pero siempre existirá algo útil que puedas hacer.

Estas excusas y otras más son solamente disfraces del verdadero obstáculo para alcanzar el  éxito. El miedo puede paralizar nuestras vidas, pero siempre podrá ser derrotado con más amor y fe en ti mismo y en tus objetivos.

Que Dios te llene de sabiduría por visitar este sitio web: http://elpoderdetusmetas.com.

Luis Carlos Lamadrid, investigador científico del desarrollo personal.

Acerca de luiscarloslamadrid

Soy Licenciado en Ciencias de La Comunicación. Me obsesiona el tema de la motivación y la superación personal. Sería capaz de hablar, leer y escribir infatigablemente sobre ese tema. Me he ganado la vida como blogger, pero quiero más salud, dinero y amor. Siento la obligación de ser ambicioso y, por eso, he creado un blog en wordpress.
Esta entrada fue publicada en Alcanzar Metas, Alcanzar Objetivos, Coaching, Control Emocional, Desarrollo Personal, El Miedo, Exito Personal, Inteligencia Emocional, Ley de la Atracción, LIderazgo, Lograr objetivos, Motivación Personal, Productividad Personal, Superación Personal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s